El Huésped. Sobre la situación de Pedro Sánchez

Por Carmen García Ribas (*)

Las noticias sobre el linchamiento de Pedro Sánchez, me llegaban cuando estaba releyendo el Malestar de la cultura –Sigmund Freud 1930-. El autor identifica las tres fuentes de sufrimiento humano: el cuerpo, condenado a la decadencia, el mundo exterior con fuerzas destructoras omnipotentes y, por fin, las relaciones con los otros seres humanos.  Ah¡ La ira de los demás…

En el Congreso de Liderazgo Femenino del 2009 lanzamos al mundo un concepto para describir la devaluada situación del talento femenino: la cultura huésped. Explicamos porque las mujeres en las organizaciones encuentran fuertes resistencias para poder  manifestar y rentabilizar su talento. Se sienten huéspedes y desarrollan cualidades adaptativas que les permitirán (sic) no ser expulsadas de una casa cultural que no es la suya: la adaptabilidad, la dulzura, la infantilización y también la desvalorización de su talento, la sumisión y el victimismo.

Pero los años nos han demostrado  que el concepto  “cultura huésped” es extensible a todos aquellos talentos nuevos,  que hacen que se sientan amenazados  quienes les han tolerado pensando en que se ubicarían en el lugar invisible  de “ser funcionales”. Pero instintivamente se alían  para   conspirar contra el, o ella. Se presenta, entonces, el dilema: permanecer en la impostura de la fragilidad, siendo otro u otra, o mostrar su identidad, que es su poder.

El talento es interesante para una organización del tipo que sea. No se puede perder y mucho menos castigar. Esto no es razonable, diréis. Nadie entiende las razones para destruir al que fue líder del PSOE. Porque su destrucción suponía, además, la derrota de la misma estructura que lo condenó.

Y eso lo veíamos todos. Desde fuera. Porque dentro era más fuerte la pasión que desarrollaron quienes sentían su poder eclipsado, que el pragmatismo que se le supone a cualquier organización e incluso el instinto de supervivencia. En resumen eligieron morir matando.

captura-de-pantalla-2016-10-29-a-las-19-08-59
Fotografía de Cristina de Rojas publicada en el periódico El Mundo el 01/03/2016

Y si Pedro Sánchez hubiera hecho como detectamos hacen las mujeres. Es decir fragilizarse, infantilizarse, doblegarse a los deseos no expresados de los demás para conseguir su aceptación?. Ah, ¿cómo?.

Un líder de su vida y de su carrera jamas puede caer en la sumisión porque eso es inmolarse.

Esta claro.

(*) Carmen Garcia-Ribas, periodista, directora del Congreso internacional de Liderazgo Femenino

 

Anuncios

One thought on “El Huésped. Sobre la situación de Pedro Sánchez

  1. Buenas tardes,
    El concepto “cultura huésped” me ha parecido muy interesante y me gustaría saber si es propio o tomado de algún autor/a.
    Yo también creo que se puede aplicar al ámbito político y no únicamente al doméstico o a otras profesiones.
    Ahora bien, tengo mis dudas de que el caso de Pedro Sánchez constituya el mejor ejemplo.
    En todo caso, me parece un avance que se aplique también al género masculino, aunque no sé si eso invalida el concepto de cultura huésped o no.
    Saludos y enhorabuena por el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s