Mi amiga Carmina

Captura de pantalla 2014-07-14 13.24.27

El liderazgo femenino no pasa siempre por la desición laboral que tomemos, por cuánto ganamos las mujeres o cuál es nuestra visibilidad social, que también, pero muchas de esas decisiones se traducen en cómo gestionamos nuestra vida privada.

Carmina tiene 33 años. Lleva cuatro con un chico majo. Bah, majo. Trabajador, ambicioso, honesto, pero egoísta, antisocial y autodestructivo. Ella ya lo sabe. En los últimos dos años hizo el proceso de darse cuenta de que él es así. Además, quiere tener hijos y él ya le ha advertido muy solemnemente que no quiere hijos.

Ella en su foro interno sabe que él no le conviene. Vive con el y lleva una vida económicamente muy buena, además, el haberse dado cuenta de que su vida personal no va por buen camino le ha empujado como ella misma dice, a “concentrar sus energías en el trabajo” por lo que las cosas le van bien.

Sin embargo, a pesar de que cuando se mira al espejo sabe o que hay, sabe que ha dejado ya atrás cuatro largos años, sigue luchando por su pequeña y desgastada relación. El discurso siempre es de amor, claro. De amor romántico. Sin embargo en la práctica, no hay roce. No hay proyecto, no hay cariño, ni siquiera, respeto.

Pensais que hay liderazgo en esa mujer? Sin juzgar porque todas habremos pasado alguna situación similar. Cómo salir de esa situación de comodidad-autoengaño? Cómo romper con esa situación que aleja a Carmina de sus objetivos de vida?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s